Maldita Sea

El título no debe tomarse literalmente, es el nombre del programa y la expresión conocida y reconocida por los fans de este, hoy por hoy, programa de TV de culto.

El experimento fue el siguiente: llevar al teatro un programa de televisión. Cuando me contaron esta idea, la encontré excelente y por supuesto me animé a participar. Ofrecí entonces apoyo en la difusión a través de internet, MITIU.com como el sitio para concentrar a los fans de antaño de este programa y crear la red social del mismo y la emisión en exclusiva del show por internet. Todo fue rápido, coordinar equipos de profesionales doctos en sus materias y en pocos días ya teníamos todo preparado: red social, servidores, encoders y streaming, servicio SMS para que los web-espectadores enviaran saludos al programa (en los 90 los saludos ser recibían por fax) y el player de televisión interactiva (nuestra primicia) que permitiría a los conectados interactuar entre sí y directamente en el mismo show que se estaba transmitiendo, todo en tiempo real, con apenas unos pocos segundos de demora, los segundos máquina del proceso de encoder y streaming.

Poca gente asistió al teatro, apenas unas 100 personas. Lo que para un tradicionalista sería signo de fracaso en la convocatoria, para mi era un indicio de que el evento online podía ser exitoso. Y no me equivoqué.

Comenzamos con la transmición del ensayo, emulando el instante previo que vive cualquier persona que va a un evento. De inmediato los usuarios conectados, nativos o adquiridos cibernautas, comenzaron con una facilidad sorprendente a utilizar las herramientas que habíamos habilitado en el player de TV Interactiva. Respondieron encuestas, expresaron su estado de ánimo, calificaron el programa (promedio nota 7). El chat tomó fuerza y en una esquina un número en asenso me indicaba la cantidad de usuarios concurrentes, 74, 100, 120, 250… cifra que se mantuvo in crecendo durante todo el evento, 300, 320, 400, 510… hasta alcanzar un peak de: 750 usuarios (conexiones) concurrentes, más del 700% de la asistencia física al evento. Pero más aun si consideramos que tras la pantalla, según datos que los mismos usuarios dieron por internet, había más de una persona viendo el evento.

Para sus records, este programa se transmitió online, en vivo y en directo desde el Teatro Caupolicán el día 30 de abril del 2009, entre las 20:00 y las 01:00 de la madrugada para todo el mundo a través de www.chilevision.cl. Asistieron poco más de 100 personas de modo presencial y miles online.

¡Qué se repita!

Publicado en Streaming, Televisión y etiquetado , , , , .